TOMA DE LO MIO SEÑOR | MARIA REINA Y SEÑORA

Señor, mientras los saberbios escribas ostentaban su prepotencia haciendo el ridículo, tú te fijas y alabas a la pobre viuda que daba una pequeña/enorme limosna. Qué poco ha de importarme la opinión que la gente tenga de mi... ¡Sólo me interesa lo que Tú opines de mi, seguro de que, sea cual sea tu opinión, me quieres con locura! Te lo agradezco de corazón y quiero corresponderte con mi amor y con la vida que un día me diste para que te sirviera en este mundo y gozara para siempre de tu amistad...

Related Videos


Today's Devotional

Freedom from Stress
How can loving and obeying God help you to find the peace He has promised His children?

read more

Let's Make ItFacebook official!