Sumergeme - Jesus Adrian Romero

(Mateo 4:11) Entonces el diablo le dejó, y he aquí, los ángeles vinieron y le servían...

(Lucas 22:41-43) Y él se apartó de ellos a una distancia como de un tiro de piedra, y puesto de rodillas oraba diciendo: --Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Entonces le apareció un ángel del cielo para fortalecerle.

Related Videos