¡Buenas noches Esperanza!

La noche era limpida como la patena. El cielo, con su oronda y lechosa luna, cuajado de brillantes estrellas desplegaba toda su luz. La noche era calma y calurosa, y nos acogÃa en su seno, como sólo una madre sabe hacerlo. Desde aquÃ
podemos contemplar el firmamento, recorrerle, y fundirnos con Ãl. Si por mi fuese, detendrÃa la noche.

Related Videos


Today's Devotional

Portrait of Jesus
What did Jesus endure for you?

read more

Let's Make ItFacebook official!