Mi tiempo con Dios hoy | noviembre 28

Recordemos dos enseñanzas: 1) Tengamos cuidado que todo manejo de ofrendas y finanzas, ya sea en la Iglesia o en lo personal, sea ordenado y transparente. 2) La ofrenda del creyente es valorada por el corazon de Dios en proporcion a los ingresos, segun la generosidad del corazon y el amor verdadero que lo motive (1 Co. 13).

Related Videos


Today's Devotional

Mixed Bag
Are there any blind spots in your life?

read more

Let's Make ItFacebook official!