Háblame

Háblame

No es que sea mucho pero es por dónde empezar, me escuchaste, escucho y me dejas de escuchar. No depende tanto de lo que pueda o no decir, va más por lo que tú quieras oír.