Da igual

Fue tu vida mi pasión, fue tu cuerpo mi corazón, fueron tus ojos la razón de que volviera a oír tu voz y cantar otra vez junto a ti esta canción. No sé porqué no pude más y le canté a tu soledad, pero da igual, vuelvo a cantar como canté en aquel lugar. Óyeme por favor, oye ya mi canción porque es por ti por quien la canto yo.

Related Videos


Today's Devotional

An Angry Prayer
How do God’s power and sovereignty encourage you to press on for good?

read more

Let's Make ItFacebook official!